Nacional

Pide al presidente que liberen a su papá

López Obrador le dio un beso en la frente y el niño se regresó hasta donde se encontraba su mamá, a quien abrazó entre lágrimas

Especial / Agencia Reforma / El menor y el presidente

Antonio Baranda / Agencia Reforma

viernes, 05 agosto 2022 | 17:05

Tlaxcala— "Ve, tú puedes pasar", le dijeron al niño Emanuel, de 8 años de edad, cuando empezaba el evento del Presidente Andrés Manuel López Obrador en el Hospital Regional de Huamantla, en Tlaxcala.

El delgado niño pasó entre los tubos metálicos de las vallas que dividían a los invitados y, aunque dudó pasar en un primer momento, se enfiló hacia el Mandatario, quien ya se encontraba en el templete.

Mientras hablaba la Gobernadora Lorena Cuéllar, el niño le habló al oído a López Obrador. Le pidió que lo ayude a sacar a su papá de la cárcel y le entregó una carta elaborada por su mamá.

López Obrador le dio un beso en la frente y el niño se regresó hasta donde se encontraba su mamá, a quien abrazó entre lágrimas hasta la parte trasera del acto, detrás de vallas metálicas.

-"Diles qué le dijiste (al Presidente)", le pidió su madre Alicia Meléndez.

-"Que saque a mi papá de la cárcel", expresó el niño a punto del llanto.

El padre de Emanuel, de nombre Alfredo Bautista, fue detenido por presuntamente haber participado en el linchamiento de una persona en la comunidad de Tlalcuapan, en este Estado.

Por el mismo hecho, un tío del menor, Saúl Rosales Meléndez, también fue detenido por la Fiscalía del Estado. Ambos están recluidos en el Cereso de Tlaxcala desde el pasado 15 de julio.

La familia de los detenidos asegura que estos son inocentes, que su detención es injusta porque no participaron en el linchamiento y después de "tocar puertas", apostaron por pedir la ayuda presidencial.

"Lo único que pedimos es que nos apoyen, ellos son inocentes, hemos tocado puertas y nadie nos hace caso", reprochó entre lágrimas Alicia Meléndez, esposa de Bautista.

"No estaban al momento del linchamiento, sí participó gente del pueblo, pero ellos no, por todo esto mis hijos pueden dejar de estudiar, no sabemos qué hacer, es una injusticia", agregó en entrevista.

Durante el acto, cinco integrantes de las familias de los detenidos cargaron folders amarillos con la leyenda: "Tlalcuapan, necesitamos Justicia".