Local

RECOMIENDAN USO DE GORRAS, SOMBREROS Y SOMBRILLAS PARA PREVENIR “INSOLACIÓN”

Instituto Mexicano del Seguro Social , exhorta a la población a extremar cuidados en esta temporada de calor

Esteban Villalobos Guillén

miércoles, 09 junio 2021 | 13:33

El riesgo de sufrir una insolación o golpe de calor es algo muy a tener en cuenta especialmente en verano ante las altas temperaturas y también la humedad excesiva, que pueden producir la deshidratación del organismo. 

La prevención, con una buena hidratación, el uso de ropas adecuadas, caminar por la sombra, una alimentación adecuada y evitar estar en la calle en las horas de más calor, entre otras medidas, es siempre la mejor opción.

Por ello el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), exhorta a la población a extremar cuidados en esta temporada de calor, haciendo hincapié en la importancia de usar gorras, sobreros y sombrillas, principalmente para la protección de la cabeza.

Brenda Ramírez Vega, coordinadora auxiliar de Salud Pública indicó que ante las altas temperaturas es necesario protegerse de las radiaciones solares, evitando, la exposición prolongada al sol, lo cual puede ocasionar, entre otros síntomas, náuseas, mareos, jaquecas, desvanecimientos y deshidratación.

Por lo tanto, recomendó el uso de gorros, sombreros y sombrillas que permiten proteger no solo la cabeza, sino también áreas delicadas como lo son los ojos, el rostro y el cuello, siendo un complemento importante del uso de bloqueador solar.

El uso de estos accesorios evitará los efectos del calor en el cerebro, entre los que destacan los siguientes: cuadros de confusión, fatiga e insomnio, golpe de calor, daño muscular y circulatorio, dolores de cabeza o migrañas, deshidratación, problemas respiratorios, cambios en el estado de ánimo entre otros.

Por lo tanto, el Instituto Mexicano del Seguro Social exhorta a la población a mantenerse hidratado y cuidar mucho de su salud en esta temporada de calor. 

En caso de una situación emergente, acudir a su Unidad de Medicina Familiar o servicio de urgencias, dependiendo de la gravedad, para la atención médica correspondiente.

Sin embargo, es fundamental saber cuáles son los síntomas de un golpe de calor para poder reaccionar a tiempo y de la forma adecuada, ya que es una situación de riesgo que puede ser muy grave, especialmente en personas mayores y niños pequeños, que son los que presentan un mayor riesgo de sufrirlo. 

En la fase inicial los síntomas más habituales son el dolor de cabeza, los mareos, las náuseas e incluso vómitos, en la siguiente etapa, surgen otros síntomas, como calambres, elevación de la temperatura corporal (en 10-15 minutos puede subir hasta los 40º), convulsiones, alteración de la conciencia o desorientación, siendo ésta ya una situación de gravedad que exige una reacción inmediata, ya que de lo contrario puede llegar a producirse un colapso.