Local

Minimiza sociedad violencia contra hombres

Complicado para los varones, aceptar que son víctimas de maltrato por el género opuesto: psicóloga

Esteban Villalobos Guillén

lunes, 20 junio 2022 | 10:57

Si bien es cierto que la forma de violencia doméstica más habitual es la de un hombre hacia una mujer, también existen casos de hombres que reciben maltratos por parte de sus parejas. 

Se trata de un problema del que pocos hablan, pero que afecta a todos los países del mundo, aunque no existen cifras exactas, el panorama confirma que la violencia con víctimas masculinas es más común de lo que algunos piensan. 

De acuerdo con la psicóloga Rocío Covarrubias, es complejo para los hombres aceptar emocionalmente que son violentados, “porque viven bajo el estigma desde niños de que ‘ellos no lloran’, entonces los obligan a ocultar lo que sienten y están en escasas posibilidades de afrontarlo”.

Según estadísticas del INEGI, alrededor del 40 % de todos los casos de violencia doméstica en México corresponde a hombres, eso sin contar a los que deciden no denunciar. 

Aunque no existen registros locales toda vez que son pocos los que denuncian los hechos, se sabe que los casos han ido incrementándose.

Las razones por las que ellos guardan silencio al ser víctimas de maltrato pueden ser varias, abunda la entrevistada, son muchas, pero las más comunes son la vergüenza, cuando un hombre admite ser maltratado por una mujer, generalmente suele ser motivo de burla entre las personas, miedo a que no les crean, sentimiento de merecer ser abusados, negación del problema.    

Otro conflicto, explicó la entrevistada, en muchos casos, hombres, que en su infancia fueron fuertemente sometidos, crean relaciones de ese tipo en su etapa adulta y no logran detectar las agresiones que sufren, pues las han normalizado.

Asimismo, la especialista advirtió que la violencia económica es la más común, debido a que se ven forzados a entregar su paga completa, lo que les quita independencia, aunque esto no es limitativo, dado que también hay quienes son golpeados o manipulados psicológica y emocionalmente.

“Las relaciones basadas en los celos, reclamos y el control de la otra persona, son relaciones que van permitiendo y consintiendo la violencia”, aclaró.

Cabe destacar que la violencia en una relación se entiende por cualquier agresión física, psicológica, mental y sexual con el fin de mantener el control sobre la otra persona, comienza con cualquier comentario incómodo, después con un jaloneo que al principio puede parecer un juego entre ambos, pero conforme pasa el tiempo la situación puede llegar a ser más grave.