Local

Llaman a cuidarse del ‘golpe de calor’ esta temporada

Recomiendan no exponerse directamente al sol en horario de 11:00 a 15:00 horas

Esteban Villalobos

lunes, 20 julio 2020 | 09:43

Hidalgo del Parral.- Autoridades de salud hicieron el llamado a la población a cuidarse de los “golpes de calor”, por lo que recomiendan no exponerse directamente al sol principalmente en el horario de las 11:00 a las 15:00 horas.

Indicaron los golpes de calor son más comunes, aunque no con mucha frecuencia, al iniciar la llamada canícula que es la temporada de 40 días de más intenso calor en el verano.

Luis Pérez Alonso, coordinadora del área de salud en adultos mayores indico que la recomendación principal es no exponerse directamente al sol principalmente en el horario de las once de la mañana a las tres de la tarde que es cuando más fuerte “pegan” los rayos del astro rey, hidratarse adecuadamente con abundante agua, sueros y electrolitos y cubrirse la cabeza además de utilizar ropa delgada y clara.

“Si es necesario realizar trabajos al aire libre, deben cubrirse con gorra, sombrero o un pañuelo, manteniéndose bien hidratados y refrescándose con agua en su cabeza cada que puedan y mantenerse algunos minutos en la sombra”.

Destacó que, si alguna persona expuesta a los rayos del sol presenta síntomas como mareo, dolor de cabeza, debilidad, cansancio o visión borrosa, deben acudir cuanto antes al centro de salud más cercano para prevenir el llamado golpe de calor y sean atendidos adecuadamente.

Resaltó que se debe poner especial atención con niños menores de cinco años y con personas de la tercera edad ya que por su condición son los más vulnerables a ser víctimas de las altas temperaturas.

Explicó que el golpe de calor es cuando el organismo no es capaz de controlar la temperatura y esta se incrementa de forma rápida, en este sentido, es esencial reconocer los problemas que puede provocar el calor para tomar las medidas necesarias.

Reconoció que en ocasiones se puede confundir una insolación con un golpe de calor y, aunque sean problemas graves, son dos trastornos diferentes que requieren de una prevención y actuación determinada.

Preciso que el “golpe de calor” es un problema de salud más severo que la insolación y está originado, normalmente, "por estar expuesto durante mucho tiempo a altas temperaturas, es decir, de más de 40 grados centígrados".

La insolación ocurre cuando el cuerpo incrementa la temperatura al no poder regularla como consecuencia de la exposición prolongada al sol sin protección.

"Puede ir precedida de un agotamiento por calor, que se produce cuando la pérdida excesiva de líquidos y sales minerales a través del sudor provoca una gran debilidad física".

Señaló que los síntomas más frecuentes de una insolación suelen ser la sudoración excesiva, dolor de cabeza, cansancio, náuseas, visión borrosa y, en ocasiones, se puede perder el conocimiento.

En este tipo de casos se aconseja trasladar a la persona que ha sufrido una insolación a un lugar fresco y ponerle paños de agua fresca en la nuca, en la frente y en las muñecas para reducir la temperatura corporal.