Local

Lamentable lo que se vive con el agua de las presas: Chávez

Reconoció que esto afectará la economía del sur del estado

Esteban Villalobos

jueves, 06 febrero 2020 | 17:49

Parral.- Como lamentable calificó el director de Desarrollo Rural del municipio lo que se vive en torno al agua de las dos presas en el centro del estado además reconoció que si esto se da afectará la economía del sur del estado ya que los insumos procedentes de dicho lugar incrementaran sus precios en caso de que se tengan.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) pretende extraer alrededor de 1 mil 200 millones de metros cúbicos de la Presa La Boquilla, que actualmente se encuentra a un 69 por ciento de su capacidad, para pagar un atraso que existe con Estados Unidos, referente al Tratado de Aguas Internacionales de 1944.

Noel Chávez explicó que la idea propuesta por directivos de Conagua, encabezados por la directora nacional, la doctora Blanca Jiménez Cisneros, es comenzar la extracción lo antes posible, es decir, abrir las compuertas de La Boquilla desde ya y sin que pueda ser utilizada para que se traslade río abajo.

“Llevarse el agua del estado afectará la vida de los municipios de Delicias Camargo, Meoqui, entre otros, pues la cantidad de agua que tienen en este momento las presas asegura el abasto para este año en los cultivos”.

Dijo que incluso los productores sacrificaron las siembras de otoño-invierno para asegurar el cultivo de primavera-verano, peor si les quitan el agua, prácticamente los van a acabar, resaltó el funcionario municipal quien dijo que apoya abiertamente a los productores de dicha región en las manifestaciones que están realizando.

Resaltó que aunado a lo anterior la situación en el sector ganadero para este año es complicada ya que se está luchando para mantener los precios del ganado de exportación y de consumo interno.

Cabe destacar que el 20 de octubre del 2020 se cumplirá un segundo quinquenio (5 años) con adeudo por parte de México a Estados Unidos y se debe liquidar para evitar la suspensión de este acuerdo, en el cual participan tres ríos principalmente: Tijuana, Bravo y Colorado, cuyo vital líquido se reparte entre ambos países.