Local

Empleados y dueños de antros piden se les permita trabajar

Tras argumentar que tienen derecho a mantener a sus familias

David Ortega/El Diario

sábado, 23 enero 2021 | 15:20

Hidalgo del Parral. - Algunos trabajadores y dueños de antros bares y cantinas están solicitando a las autoridades se les permita trabajar como cualquier otro giro, tras argumentar que tienen derecho a mantener a sus familias.

Ernesto Rodríguez de oficio cantinero resalto que suman ya poco más de 10 meses, los que han vivido con la angustia e incertidumbre de no saber si podrán volver a abrir sus puertas, mientras los recibos continúan llegando y los sueldos se siguen pagando.

Indicaron que las medidas restrictivas del Covid-19, implementadas por gobierno del estado y sector salud han venido a perjudicar sus actividades económicas, debido a que no hay permiso para la apertura de estos negocios.

Asimismo, comentaron que ahora con el cambio de semáforo amarillo seguro, esperaban se les permitiera la apertura, cosa que no sucedió, por lo que difícilmente podrán aguantar un mes más, pese a que se permitió más aforo en otros giros, incluso se permitió la apertura de otros establecimientos y algunos lo harán en breve.

El propietario de un bar, quien pidió el anonimato, comentó que, con este cambio en el semáforo, se creía que iban a poder abrir, quizá no con un 100 por ciento de aforo, pero si por lo menos con un 30, sin embargo, no fue así.

Desde todos los movimientos que ha tenido el semáforo no ha beneficiado a los trabajadores que se involucran en el ambiente del entretenimiento; músicos, bailarines, DJ, valet parking, meseros, barra, todos ellos han visto mermados sus ingresos en los últimos meses, destacó.

“No podemos cambiar el trabajo que hacemos, muchos tenemos una vida aquí trabajando en estos negocios, los que somos dueños invertimos hasta el último peso aquí, no es tan fácil cambiar décadas de hacer esto y luego ya no, y menos sin los apoyos federales y estatales para sobrevivir, durante meses cubrimos los salarios de los empleados que se quedaban en casa, pero ya no podemos más”, explicó otro de los integrantes de este gremio.

Sólo piden que los dejen trabajar como cualquier otro giro, tienen derecho a mantener a sus familias porque siempre han hecho lo mismo y lo hacen de manera honrada, “no estamos delinquiendo, queremos sólo abrir, para que de esta manera se conserven más empleos”.

Esteban Villalobos Guillén