Local

Durante la pandemia ha aumentado casos de insomnio

Reconoció, que como una última opción, quien padece de insomnio puede ser tratado con medicamentos como ansiolíticos y antidepresivos

Esteban Villalobos/El diario

martes, 06 abril 2021 | 14:19

Hidalgo del Parral. - Aunque el problema del insomnio siempre ha existido sobre todo en las personas mayores, desde hace ya casi un año se ha agudizado por la pandemia, problemas laborales, pérdida de familiares, además del estrés.

De acuerdo con la psicóloga Rocío Covarrubias una de las recomendaciones para conciliar el sueño, antes de recurrir a un tranquilizante deben ser la procuración de las condiciones propicias para el descanso cómodo.

“Determinar un horario para dormir, tener un clima adecuado en la habitación, usar ropa holgada de algodón y algo muy importante cenar ligero y antes de las ocho de la noche”.

Dijo que en los últimos meses han ido en aumento el número consultas de pacientes relacionados por la ausencia del sueño, esto debido principalmente al problema de salud pública como es el coronavirus.

A esto se le suma los problemas que ha traído esta enfermedad, como es estar en casa la mayor parte del tiempo, la falta de empleo, problemas económicos, la pérdida de un familiar debido al Covid-19, agregó.

Reconoció, que como una última opción, quien padece de insomnio puede ser tratado con medicamentos como ansiolíticos y antidepresivos, pero que son recetados como una última opción.

La entrevistada resaltó que la pandemia de COVID-19 ha perturbado los servicios de salud mental esenciales debido al incremento en la demanda de atención de salud mental.

Reiteró que la pandemia está provocando un incremento de la demanda de servicios de salud mental, toda vez que el duelo, el ‎aislamiento, la pérdida de ingresos y el miedo están generando o agravando trastornos mentales. 

Enfatizó que muchas personas han aumentado su consumo de alcohol o drogas y sufren crecientes problemas de insomnio ‎y ansiedad, además de que el mismo Covid 19 puede traer consigo complicaciones neurológicas y mentales, ‎como estados delirantes, agitación o accidentes cerebrovasculares. 

Finalmente, preciso que las personas que padecen trastornos ‎mentales, neurológicos o derivados del consumo de drogas también son más vulnerables a la infección del ‎SARS-CoV-2 y podrían estar expuestos a un mayor riesgo de enfermedad grave e incluso de muerte. ‎