Local

‘Con la soga en el cuello’ un total de 20 gimnasios en Parral por covid

El conflicto ya ocasionó el cierre definitivo de un establecimiento

Francisco Cisneros

viernes, 22 mayo 2020 | 10:59

Hidalgo del Parral.- “Con la soga en el cuello” un total de 20 gimnasios en Parral ante la nula captación de ingresos y apoyos por Gobierno Estatal y Federal derivado de la contingencia sanitaria del COVID-19. El conflicto, ya provocó que un establecimiento cerrara de manera definitiva, sin embargo, algunos optaron por la renta de aparatos para sus socios y poder obtener una mínima entrada de dinero. 

El ingeniero, Gerardo Mariscal, quien es propietario de un gimnasio en el municipio, resaltó que el panorama en los gimnasios es incierto, debido a que no les han dado fechas exactas de reapertura o reincorporación. 

Mencionó que tras realizar un censo y tras efectuar movimiento en el municipio, únicamente de gimnasios de pesas, son alrededor de 20 establecimientos que se encuentran en una situación desfavorable, destacando que unos están peor que otros. 

“La verdad es que algunos ya hemos pensado en retirarnos, tirar la toalla y cerrar nuestros negocios. En ese nivel estamos, ¿Qué negocio puede sostenerse sin recibir ningún ingreso?, tenemos que pagar la renta, las deudas siguen y solventar el sueldo de los empleados a quienes le estamos pagando la mitad de su sueldo”, exteriorizó.    

Tras lo citado, aseveró que un gimnasio prácticamente ya se retiró, ya que quitó su equipo del local que tenía y está esperando a que pase la situación de la pandemia, para pensar si volverán a reabrir.  

“Todos los demás estamos en la cuerda floja, las autoridades únicamente nos dicen que para el siguiente mes y nos están alargando las fechas. En mi opinión, tomaron medidas muy precipitadas, antes de que pasara todo el conflicto del COVID-19”, subrayó.  

Ante lo expuesto, el ingeniero Gerardo Mariscal, resaltó que han efectuado acuerdos y entregado oficios, en los que resaltan estar dispuestos en acatar las medidas que se les establezcan y que ellos mismos ya tenían establecidas. 

“No hemos recibido respuesta favorable de nuestro futuro, no sabemos cuándo podamos volver abrir y poder laborar. Ya son más de dos meses cerrados y no tenemos ingresos, la mayor fuente de recurso se nos cerró”, lamentó.   

Asimismo, y ante el panorama complicado que prevalece, indicó que optaron en rentar los instrumentos y equipo para realizar ejercicio, sin embargo, es insuficiente para poder pagar sueldos e incluso la renta del establecimiento. 

“Los compromisos económicos no se detienen, las deudas y el pago a proveedores siguen, además la manutención de los empleados, tenemos la soga en el cuello y no encontramos la puerta de salida”; finalizó.