Local

Audiencia en la corte IDH el abandono a la comunidad de Pino Gordo

Este viernes se realiza audiencia pública ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos

De la redacción

jueves, 10 junio 2021 | 12:46

Este viernes se realiza audiencia pública ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos para discutir la falta de atención oficial en Choréachi, municipio de Guadalupe y Calvo.

Este viernes 11 de junio de 2021 en la ciudad de México, se lleva a cabo la audiencia pública ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) para discutir la situación de inseguridad y la falta de atención por parte de las autoridades que existe en la comunidad rarámuri de Choréachi, municipio de Guadalupe y Calvo, Chihuahua, México.

En el año 2016, Choréachi se convirtió en la primera comunidad en obtener medidas de protecciones comunitarias; medidas que hasta el día de hoy no han sido aplicadas.

En la referida audiencia estrán presentes Prudencio Ayala Chaparro, Primer Gobernador; Ángel Manchado Ramos, Segundo Gobernador; Prudencio Ramos Ramos, Primer Comisario de Policía; Ángela Ayala Ramos, Segunda Comisaría de Policía, Representantes de Alianza Sierra Madre A.C. (ASMAC) y del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM).

La comunidad indígena rarámuri de Choréachi, también conocida como ‘Pino Gordo’, se ubica en el corazón de la Sierra Tarahumara, dentro del municipio de Guadalupe y Calvo, en el estado de Chihuahua, en México.

Cuenta con una población cercana a 1000 personas y al igual que muchas comunidades indígenas en México y particularmente en Chihuahua, Choréachi es una comunidad de hecho, sin reconocimiento legal del Estado mexicano sobre la posesión ancestral de su territorio.

En agosto de 1969, por un error técnico, el Gobierno mexicano otorgó parte del territorio indígena (15,200 hectáreas) a favor de una comunidad de mestizos vecinos de Choréachi quienes nunca han tenido su posesión; a pesar de esto el Estado le concedió a la comunidad de mestizos un permiso para el aprovechamiento del bosque dentro del territorio indígena, por lo cual existe un litigio ante los tribunales correspondientes, que mientras se resuelve impide a los mestizos talar el bosque.

A pesar de las resoluciones judiciales, un grupo de los mestizos de la comunidad vecina vinculado al crimen organizado que busca mantener el control de la zona, ha seguido ilegalmente talando el bosque, invadiendo el territorio y desde finales del 2013 han generado una violencia sistemática en contra de la comunidad consistente en asechamiento constante, amenazas con armas de fuego, robo de ganado, quema de viviendas, violación de mujeres, homicidios y desplazamiento forzado.

 Esta situación fue puesta del conocimiento de las autoridades mexicanas desde diciembre de 2013, cuando se interpusieron denuncias y se acudió con autoridades solicitando la presencia de fuerzas del Estado en la comunidad, sin embargo no hubo ninguna respuesta mientras se seguía perpetrando la violencia.

Con el desarrollo de esa audiencia, los representantes etnicos buscan que el Estado mexicano adopte medidas de protección que ha solicitado la comunidad tales como una investigación eficaz de los diversos hechos de violencia denunciados y que exista una adecuada coordinación entre el gobierno federal y estatal;

Que exista presencia de alguna fuerza de seguridad pública del Estado que inhiba la violencia constante; Que no existan acciones que contravengan las resoluciones judiciales que ordenan respetar el territorio indígena.

El resultado de esta audiencia es trascendental ya que la comunidad indígena de Choréachi es el reflejo de lo que viven muchas comunidades indígenas en nuestro país para quienes tiene un altísimo costo la legítima defensa de su tierra, territorio y recursos naturales; en muchas ocasiones estas comunidades se encuentran aisladas mientras enfrentan en su territorio a caciques o miembros del crimen organizado, frente a la indiferencia del Estado mexicano.