Local

Al menos 30% de los adultos sufren glaucoma

Esta enfermedad es considerada la primera causa de ceguera

Esteban Villalobos

sábado, 14 marzo 2020 | 15:26

Hidalgo del Parral.- Al menos 3 de cada 10 adultos mayores de 40 años de edad, en el mundo, sufren de glaucoma, por lo que se recomienda la visita anual, a partir de esa edad, con el oculista.

Luis Virgilio Pérez Alonso coordinador de la salud del adulto mayor en la jurisdicción sanitaria, dijo que lamentablemente el glaucoma, aunque es una enfermedad que se puede prevenir, es considerada la primera causa de ceguera irreversible.

Indicó que la campaña de concientización sobre la prevención, sobretodo, es permanente, por lo que se considera el segundo motivo de interconsulta a los servicios de oftalmología, superado únicamente por retinopatía diabética.

Destacó que el glaucoma se define como la pérdida progresiva de las fibras nerviosas de la retina y cambios en el aspecto del nervio óptico e inicialmente no tiene síntomas, por lo que se detecta cuando ya está avanzado el daño ocular, explicó.

Mencionó que los tipos de glaucoma más comunes son crónico, el cual no da síntomas durante muchos años por lo que es conocido como el enemigo silencioso; y el agudo, que es cuando la presión del ojo sube de forma súbita, y que es poco común.

Pérez Alonso manifestó que 3 de cada 10 adultos en el mundo sufren de este padecimiento motivo por el cual se recomienda practicarse exámenes integrales a partir de los 40 años de edad, aunque si persona tiene riesgo de desarrollar dicha enfermedad, la revisión debe iniciar a partir de los 35 años de edad.

Destacó que el realizar actividades más saludables, como mejorera la alimentación, hacer ejercicio y evitar el sobrepeso y la obesidad que son las puertas a muchas enfermedades permite una mejor calidad de vida entre la población.

Finalmente advirtió que el glaucoma causa daños graduales en la vista hasta que se pierde por completo, suele iniciar con la disminución en la visión periférica (lateral) lo que no es perceptible por el afectado y, finalmente falla la visión central (directa) hasta perderse por completo y son algunos síntomas de esta enfermedad dolor de cabeza y de ojos, cambios de visión, cambio constante de lentes porque no ven bien, ojos rojos, destellos de luz alrededor de los focos y disminución de la visión, sobre todo por la noche.