Local

Abandonaron 40 casas desplazados por delincuentes

Organizan operativos para proteger a familias

Esteban Villalobos/Fernando Ávila

sábado, 18 junio 2022 | 10:36

Ante la ola de violencia que azota el estado y en particular el municipio de Guadalupe y Calvo, habitantes de algunas comunidades se han visto obligados a abandonar sus hogares en busca de seguridad.

Recientemente se dio a conocer que familias de al menos cinco comunidades del municipio serrano tuvieron que abandonar sus hogares debido a la inseguridad y los constantes enfrentamientos entre grupos criminales que operan en esta zona, ubicada dentro del “Triángulo Dorado”.

Por ello ayer viernes se montó un operativo especial por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) para poder brindar la protección necesaria a las familias desplazadas de Santo Domingo donde hay 40 casas abandonadas por desplazamiento, San José del Rincón, Las calabazas, El tigre y Los Espinos.

Se sabe que las familias son trasladadas a la cabecera municipal de Guadalupe y Calvo, Parral y Chihuahua capital, toda vez que son lugares donde tienen familiares quienes les pueden dar el cobijo necesario.

Guadalupe y Calvo es de los municipios en la entidad donde se reportan varios homicidios múltiples, entre ellos destaca el asesinato de tres miembros de una familia, suscitado en la comunidad de El Zorrillo, durante la tarde del 24 de marzo, donde además de los tres fallecidos resultaron heridos dos menores, uno de nueve meses y otro de tres años, en el lugar se embalaron 200 casquillos calibre 7.62x39 mm y 300 casquillos calibre .223. 

Las comunidades donde hay desplazamientos, son lugares en donde se presentan frecuentemente los enfrentamientos y es donde la gente exige que haya seguridad por parte de los militares al menos por un mes en lo que las cosas vuelven a la “normalidad”.

Dichos enfrentamientos, dicen los afectados se dan entre los grupos criminales como lo son “Z”, “Salgueiro” y Cartel de Sinaloa, obligando a las familias a dejar sus viviendas, trabajo y ganado para poder ponerse a salvo.

Indicaron que a estos lugares no entra ninguna autoridad civil sólo los militares, es por ello que los afectados han solicitado la presencia de las fuerzas castrenses.

Cabe destacar que fue precisamente en estas comunidades del municipio de Guadalupe y Calvo donde se registraron los primeros desplazamientos de personas causados por grupos delincuenciales que operan en la región.

El convoy de militares partió este viernes con rumbo al municipio de Guadalupe y Calvo en donde habrá de estará realizado vigilancia de manera constante en las comunidades señaladas y el resto de la demarcación, para dar la seguridad que los habitantes están exigiendo para poder permanecer en sus hogares.

Cabe destacar que los militares pertenecen al 76 Batallón de Infantería con sede en esta ciudad de Parral.

Desde enero del presente año, habitantes de la comunidad de San José del Rincón en el municipio de Guadalupe y Calvo denunciaron ser víctimas del crimen organizado quienes los obligaron a abandonar sus casas y refugiarse en el monte por varios días.

Fue la propia Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) en esta ciudad, quien en su momento denunció el hecho y solicitó el apoyo a las fuerzas castrenses para poder rescatar a las familias afectadas quienes por medio de mensajes pedían auxilio.

En mensajes anónimos que llegaron a la CEDH, se expresó lo siguiente “Oigan como le hiciéramos para que les manden los soldados a San José, un ranchito vecino, andan los malandros y traen familias por el monte, desde ayer y anoche se quedaron en el monte, vamos a hacerlo por las familias que no tienen que ver en eso”.

De acuerdo con el visitador de la CEDH Amín Corral, en dichas comunidades no se cuenta con el respaldo de corporaciones policiacas o militares, ya que la capacidad de actuación con la que se cuenta gubernamentalmente no es suficiente para atender comunidades que se encuentran alejadas de las cabeceras municipales.