Juárez

Convierten comedor en albergue

Realizaron una limpieza general del lugar

Omar Morales / El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 26 octubre 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— “¿Y qué les voy a dar ahora?” es la peor pregunta a la que se enfrenta cada semana, Ismael Martínez Santiago, quien además de alimentar todos los días hasta a 200 niños de la colonia Rancho Anapra, hace seis meses decidió convertir el comedor Pan de Vida en un albergue para migrantes.

Desde entonces más de mil 200 viajeros han sido apoyados en su paso por Ciudad Juárez hacia Estados Unidos o tras ser retornados a esta frontera, como es el caso de las 230 personas a las que alberga actualmente, y quienes ayer realizaron una brigada de limpieza junto a miembros de la organización estadounidense ABARA, personal de la Organización Internacional para las Migraciones de Naciones Unidas (IOM-ONU) y estudiantes de la UACJ.   

“La aldea”, le dicen los migrantes al albergue que consta de 13 casas, con una capacidad para 25 personas cada una, en las que actualmente viven migrantes de Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Cuba. 

Cada casa cuenta con habitaciones, cocina y baño, por lo que sus habitantes reciben cada semana una despensa para que entre ellos se organicen durante la semana. 

“Cada semana damos las despensas para todas las casas y de repente digo ‘¿y qué les voy a dar ahora?’, pero siempre aparecen ángeles que nos echan la mano; OIM me ha apoyado muchísimo y en cuestión de alimentos pues es la voluntad de Dios y de asociaciones de EU, nos ha estado apoyando también Gobierno Federal con mandado, pero más la gente de Estados Unidos que nos ayuda, organizaciones, personas civiles que ven la necesidad de la situación migratoria”, narró el director. Entre los migrantes se encuentran 75 menores.

Además, ABARA, OIM y el Consejo Estatal de Población y Atención a Migrantes (Coespo) apoyarán en la construcción de bardas, baños y regaderas en y la instalación de tanques de agua.