Internacional

Contemplan en EU el ‘pasaportes de vacunación’

En todo el país, las empresas, las escuelas y los políticos están considerando la medida

Erin Schaff / The New York Times / Viajeros en febrero en el Aeropuerto Nacional Ronald Reagan cerca de Washington

The New York Times

miércoles, 07 abril 2021 | 07:38

Washington— Cathay Pacific Airlines, convencida de que la prueba digital de la vacunación contra el coronavirus traerá el regreso de un viaje internacional seguro, pidió a sus pilotos y tripulación que probaran una nueva aplicación móvil que mostrara su estado de vacunación en un vuelo reciente de Hong Kong a Los Ángeles.

Nueva York ha implementado el "Excelsior Pass", facturado por el estado como "una forma gratuita, rápida y segura de presentar una prueba digital de la vacunación contra el Covid-19" en caso de que la reapertura de lugares deportivos y de entretenimiento requiera prueba del estado de los asistentes.

Y Walmart, el empleador privado más grande del país, ofrece aplicaciones de verificación electrónica a los pacientes vacunados en sus tiendas para que "puedan acceder fácilmente a su estado de vacuna según sea necesario", dice la compañía.

En todo el país, las empresas, las escuelas y los políticos están considerando los "pasaportes de vacunas", una prueba digital de vacunación contra el coronavirus, como un camino para reactivar la economía y hacer que los estadounidenses vuelvan a trabajar y divertirse. Las empresas temen especialmente que demasiados clientes se mantengan alejados a menos que puedan estar seguros de que los otros clientes han sido vacunados.

Pero la idea plantea cuestiones legales y éticas: ¿pueden las empresas exigir a los empleados o clientes que proporcionen pruebas, digitales o de otro tipo, de que han sido vacunados cuando la vacuna contra el coronavirus es aparentemente voluntaria?

¿Pueden las escuelas exigir que los estudiantes demuestren que se les ha inyectado lo que todavía es oficialmente una profilaxis experimental de la misma manera que requieren vacunas aprobadas durante mucho tiempo para el sarampión y la poliomielitis? Y, por último, ¿pueden los gobiernos exigir las vacunas o interponerse en el camino de las empresas o instituciones educativas que exigen pruebas?

Los expertos legales dicen que la respuesta a todas estas preguntas es generalmente sí, aunque en una sociedad tan dividida, los políticos ya se están preparando para la pelea. Las entidades gubernamentales como las juntas escolares y el Ejército pueden exigir vacunas para la entrada, el servicio y los viajes, prácticas que se derivan de un fallo de la Corte Suprema de 1905 que dice que los estados podrían exigir que los residentes se vacunen contra la viruela o paguen una multa.

“Una comunidad tiene derecho a protegerse contra una epidemia de enfermedad que amenaza la seguridad de sus miembros”, escribió el juez John Marshall Harlan en Jacobson versus Massachusetts, el caso de 1905.

Las empresas privadas, además, tienen la libertad de negarse a emplear o hacer negocios con quien quieran, salvo unas pocas excepciones, que no incluyen el estado de vacunación. Y los estados probablemente puedan anular esa libertad al promulgar una ley que prohíba la discriminación basada en el estado de vacunación.

Pero mientras la nación lucha por salir de la peor crisis de salud pública en un siglo, la llegada de las aplicaciones digitales de verificación de vacunas, una versión moderna de la "tarjeta amarilla" de la Organización Mundial de la Salud que proporciona una prueba internacional de la vacunación contra la fiebre amarilla, ha generado un intenso debate sobre si se puede requerir prueba de vacunación.