Estado

'Si no trabajamos no pagamos impuestos'

Representantes de bares, centros nocturnos y otros establecimientos contemplan dejar de pagar impuestos estatales

El Diario

Eduardo Lara/ El Diario de Juárez

miércoles, 02 diciembre 2020 | 07:20

Ciudad Juárez– Representantes de bares, centros nocturnos y otros establecimientos contemplan dejar de pagar impuestos estatales si no se considera la apertura de más giros comerciales.

Esto luego de la entrada en vigor del semáforo naranja restringido, que dispone que bares, salones de eventos y gimnasios deberán permanecer cerrados, a pesar de las múltiples protestas que estos giros han hecho al Gobierno del Estado para que les permita reabrir sus establecimientos, luego de más de ocho meses sin actividad.

“Si no trabajamos diciembre prácticamente ya no lo hicimos en todo el año, por lo que vamos a levantar la voz, y claro que esto se va a ver reflejado en los impuestos, porque si no trabajamos en todo el año, tampoco estamos obligados a tener que pagarles impuestos”, dijo Francisco Aguirre, de la asociación Ciudadanos Unidos.

Señaló que las medidas implementadas por el Estado han sido muy injustas debido a que “prohíben el derecho a trabajar”.

“El gobernador Corral qué va a saber de pagar una nómina y apoyar a sus trabajadores si nunca en su vida ha trabajado, no tiene empresas y no sabe a lo que nos estamos enfrentando”, expresó.

Aguirre llamó a las autoridades a comprender su situación.

“Que se pongan en nuestros zapatos y dejen de percibir su sueldo por ocho meses y su aguinaldo para que vean la situación en la que estamos nosotros, sobretodo la clase trabajadora, estamos hablando de casi 15 mil personas que dependen de estos giros y están sin trabajar y sin ningún apoyo del gobierno”, dijo.

Consideró como una “incongruencia” que sectores como los mercados populares puedan reiniciar sus actividades, mientras que espacios como gimnasios y salones de eventos permanezcan con las cortinas abajo.

“Nosotros seguimos en la incertidumbre, nos están dejando, pero vamos a levantar la voz”, advirtió.

“Esta situación se ha abordado muy mal por parte del Estado, y vemos que las represalias no sólo en contra de bares o gimnasios, sino también contra el mismo personal de Salud, que se queja que no tienen medicamentos suficientes o condiciones óptimas para trabajar. Lo único que nos dan a entender es que al gobernador no le interesamos como sociedad, ni como comerciantes, simplemente no importamos”, puntualizó.

Adelantó que en próximos días se podrían realizar protestas en contra del Estado, hasta que sus peticiones sean atendidas.

Un respiro para restauranteros

Los cambios más relevantes del semáforo naranja restringido se dieron en el giro restaurantero, estéticas, centros comerciales y mercados populares, rubros que tendrán permiso para operar.

Para Martín García, presidente local de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), los cambios en el aforo permitido en estos establecimientos representaría “un respiro” en la recta final del año, aunque no solucionan de lleno la grave crisis financiera por la que atraviesa el sector.

“Pensamos que por lo menos con ese 30% de aforo que se nos ha permitido podremos obtener ingresos con los que podamos solventar la situación económica que tenemos. Claro que no resuelve el problema, ni aunque tuviéramos el 50% de aforo permitido, pero ya es un apoyo”, comentó.

Los restaurantes podrán atender a un 30% de su aforo en el área de comedor y hasta un 50% en terraza; sin embargo, la estancia de los comensales no podrá pasar de dos horas.

“Entendemos que esta medida es con la intención de que no haya aglomeraciones; vamos a cumplir con todas las especificaciones que nos piden y creemos que no va a afectar tanto esta restricción de las dos horas, sin embargo, se le avisará a cada cliente sobre estas nuevas disposiciones, mientras que continuaremos aplicando todas las medidas de prevención necesarias”, recalcó García.