Estado

Apagan máquinas en construcción de muro

Ante decreto presidencial, paran trabajos en Sunland Park

David Cruz / El Diario de Juárez / La valla en el área de Anapra
David Cruz / El Diario de Juárez / Camionetas y maquinaria paradas en el muro

Hérika Martínez Prado/ El Diario de Juárez

sábado, 23 enero 2021 | 12:19

Ciudad Juárez.- Tras la orden ejecutiva del presidente Joe Biden de detener la construcción del muro fronterizo, los estadounidenses que trabajaban en el nuevo proyecto de 20.9 kilómetros entre Nuevo México y Ciudad Juárez recibieron la instrucción de parar la obra.

Aunque todavía no saben si se trata de una pausa o de una cancelación definitiva, ayer la maquinaria pesada permaneció apagada en Sunland Park, donde se observaron los barrotes de acero detrás de la malla vieja que estaba siendo reemplazada.

Al solicitar información sobre el paro de labores, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos en el Sector El Paso, informó que todas las órdenes ejecutivas firmadas por el presidente Biden están siendo abordadas por la Casa Blanca, incluida la construcción del muro.

Los trabajos en Sunland Park comenzaron la primera semana de enero, y de acuerdo con la información de CBP, son financiados por el Departamento de Defensa utilizando 284 fondos antinarcóticos. Se dijo que el proyecto de construcción comenzó el año pasado y la instalación del panel se completaría durante  “primavera/verano” de este año.

Para Marisa Limón Garza, subdirectora del Instituto Fronterizo Esperanza (Hope Border Institute), el muro es como una herida en la frontera y la suspensión de su construcción es una esperanza y un éxito.

“Sabemos que en nuestra región, aunque hay fronteras, somos una comunidad binacional, mucha gente aquí en el puente se va y viene, por los dos lados. Entonces tener esa estructura, ese muro, es tal vez un muro del odio, de xenofobia, de racismo. Y parar la construcción es un buen primer paso, sabemos que hay que derrumbarlo, hay que quitarlo, ahorita es como una cicatriz en nuestra tierra, entonces hay que quitarlo”, señaló la derechohumanista estadounidense.

El muro “es una herida verdaderamente, es bien feo cuando llega la gente de otras partes del país, de los Estados Unidos y ven la frontera, se asombran… no es necesario”, apuntó. “Es una marca bien horrífica que ya queremos terminar, derrumbar”.

De acuerdo con Limón Garza, para tener una región digna es necesaria la bienvenida y el intercambio. Dijo que existen estudios que señalan que “el muro hace mucho daño a la tierra, a la flora y la fauna. Y sabemos que también para nosotros ese no es el símbolo que en la frontera queremos mandar a todo el mundo”.

El coordinador del Consejo Estatal de Población y Atención a Migrantes (Coespo), Enrique Valenzuela, dijo que el muro nunca detuvo el flujo migratorio, al menos por esta frontera.

“Sabemos que hay gente que se ha brincado el muro, de hecho hay gente lesionada”, comentó.

El funcionario estatal dijo no creer que el freno a la construcción incentive el arribo de más personas, pero sí que habla de la política migratoria del nuevo Gobierno estadounidense. “Y desde una perspectiva humanista, el que no se siga levantando manda un mensaje importante”. (Hérika Martínez Prado / El Diario)

hmartinez@redaccion.diario.com.mx