Espectáculos

Galería: Celebra María José la música y diversidad en el Auditorio

Con asistencia de 10 mil personas en su Auditorio Nacional Número 19

Jacqueline Ponce León/ Agencia Reforma

sábado, 10 febrero 2024 | 08:44

María José caminó en completa "libertad" durante su Auditorio Nacional número 19, para unificar a su público desde la inclusión y el amor.

Las 10 mil personas presentes, según los organizadores, en punto de las 20:45 horas, se levantaron de sus asientos para recibir a la también conocida como "La Josa", quien salió acompañada de un par de niñas y su grupo de bailarines de todas las complexiones corporales para interpretar "La Ocasión Para Amarnos", canción que popularizó Daniela Romo.

En las primeras filas, personas con discapacidad auditiva pudieron disfrutar de su concierto a través de los chalecos sensoriales y la interpretación de lengua de señas mexicana, como parte del Proyecto Vibra, de la fundación de Ocesa.

Con 30 años de experiencia en los escenarios, de los cuales 16 han sido como solista, María José intentó hablar en lengua de señas para presentarse con los integrantes de la fundación y darles la bienvenida.

"La música también se siente y está increíble", comentó mientras agitaba las palmas de las manos extendidas (la seña de aplauso). "Vean todo el amor que les está dando el Auditorio", agregó.

El público era de todas las edades porque se veían algunas filas con la abuelita, la mamá e hija. Tampoco faltó la bandera LGBT+ entre los asistentes.

Como todo espectáculo de pop, la cantante tuvo coreografías en todas sus piezas musicales y estuvo acompañada por bailarines, quienes portaron la bandera gay. Algunas personas del público las imitaban y cantaban despechadas "Adelante Corazón".

A diferencia del resto de los conciertos que María José ofreció en el recinto, en el de esta noche ya se permitió ingresar con bebidas alcohólicas.

"Estoy feliz de verlos y más feliz de que podamos beber dentro de él. Tantos años yéndonos a formar afuera y perdernos las canciones, ahora tendrán que ir al baño. Déjense volar, libérense. Estoy feliz de que empecemos este año Auditorio 19 y 20 con ustedes", comentó.

Si algo caracteriza a la cantante es su sencillez y cercanía con el público, así que hizo una pausa para leer las cartulinas que le llevaron.

Algunos de los letreros decían: "Josa, regálame una foto, te lo suplico, es mi cumpleaños". "Soy fan, la de tu quiropráctico". "Quiero cantar contigo Josa".

Como algunas estaban muy pequeñas, la intérprete bromeó con que necesita lentes para ver de lejos.

"Vamos a hacer un examen de conciencia. Piensen en esa persona que aman, pero que no pudieron venir. Llámenle por videollamada y yo misma le voy a cantar", comentó la cantante mientras su equipo de producción hacía el enlace.

En las pantallas se proyectó la imagen del celular de una mujer que llamó alguien del público, pero la señal no era buena y se cortó.

"Creo que no me oye", dijo María José, quien tenía la intención de cantarle "Hábito de Ti".

Ya con unas copas encima, los asistentes se desinhibieron y cantaron a todo pulmón "Secreto de Amor" y "Como tu Mujer".

La ex integrante de Kabah preguntó quiénes tenían el corazón roto para el bloque de "las canciones dolorosas" con temas como "Ya No Me Acuerdo Más De Ti" y "Lo Que Tenías Conmigo".

En cuanto empezaron a sonar las primeras notas de "Me Equivoqué", el público empezó a cantar y María José les cedió el micrófono.

"Bajemos las estrellas de la Ciudad de México que no se ven por la contaminación, pero prendan el foquito de su celular para iluminar", pidió.

Mientras "La Josa" se iba a cambiar de vestuario, una de sus bailarinas curvy salió al escenario para sacar sus mejores pasos, se llevó los gritos del público cuando dio vueltas de carro y terminó con un split.

La intérprete regresó al escenario portando un body holográfico con botas negras y una chamarra holgada hasta los tobillos para cantar temas de décadas pasadas con arreglos pop como "Solo Él y Yo", "El Amor Coloca" y "Mi Amor".

El Auditorio Nacional se convirtió en una discoteca cuando las señoras recordaron sus mejores tiempos e hicieron pasos ochenteros.

"La Josa" se bajó del escenario para recibir más de cerca el amor de su público mientras caminaba cagando "Un Nuevo Amor". Antes de regresar al escenario, alguien le ofreció un trago de alcohol y se lo tomó.

Se sentó al filo del escenario para interpretar "Él Era Perfecto". Una pequeña se le acercó a pedirle una foto y posó.

Rumbo a la recta final, María José cumplió algunas de las peticiones de los letreros. Pidió que subieran a la niña del letrero que quería cantar con ella y a otros fans para tomarse una selfie, pero como estaban temblando ella sacó la foto.

"No Soy Una Señora" mientras la gente alzaba su puño de izquierda a derecha. Junto con su equipo aprovechó para inmortalizar el momento con una fotografía.

Antes de despedirse con "Prefiero Ser Su Amante", la cantante presentó a sus bailarinas y músicos, y lanzó un par de playeras oficiales.

"Ya no soy una señora porque ya no tengo matriz, pero siempre seré su amante", dijo María José.