Espectáculos

Almudena Grandes, entre la historia y el erotismo

La escritora española, que revaloró la memoria colectiva desde la mirada de las víctimas, murió ayer a causa de cáncer

Agencias

domingo, 28 noviembre 2021 | 06:59

Almudena Grandes nos enseñó a tratar el erotismo con arte, y a abordar temas históricos con calidez y compromiso”, afirma el escritor mexicano Élmer Mendoza sobre la narradora española, que murió ayer a los 61 años en Madrid, víctima de un cáncer que le diagnosticaron el año pasado.

"Me ha dolido mucho su partida. Sabía que estaba enferma de algo que le iba a costar salir, un cáncer de esos peligrosos; pero siempre era tan vital, una mujer tan grandota, tan fuerte, tan simpática y una gran escritora”, comenta sobre la autora de Te llamaré Viernes (1991) y Los besos en el pan (2015).

"Estoy muy impactado. Almudena era gran amiga mía y de mi esposa Leonor. Tenemos incluso en casa un mandil azul con su nombre, que usamos poco porque no queremos que se nos acabe. Lo veo casi todos los días. Es una gran pérdida para la literatura del mundo”, agrega el novelista frente al stand que editorial Planeta instaló, tras la triste noticia, con todos los libros de Almudena Grandes y un moño negro.

Durante la inauguración de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el presidente del encuentro Raúl Padilla pidió un minuto de silencio a los asistentes, que respondieron con un aplauso en honor de la egresada de la Universidad Complutense de Madrid.

"Ha sido la nota triste para comenzar un día alegre. Alegría porque es el regreso de la FIL al formato presencial. Y triste porque no sólo es una gran escritora, una narradora que ha marcado la literatura en español, sino una autora que sentimos muy cercana, porque ha venido muchas veces. Es perder a alguien a quien queremos, valoramos. Quedan sus letras, sus libros”, destacó más tarde Marisol Schulz, directora de la feria.

Nacida en Madrid el 7 de mayo de 1960, Almudena Grandes se dio a conocer a los 28 años con la novela erótica Las edades de Lulú, que tuvo gran éxito de ventas y fue llevada al cine por el director Bigas Luna, con la italiana Francesca Neri encarnando a Lulú.

En 2010 empezó la ambiciosa saga Episodios de una guerra interminable, sobre la Guerra Civil y la historia reciente de España, con títulos como Las tres bodas de Manolita (2014), Los pacientes del doctor García (2017) y La madre de Frankenstein, publicado en 2020.

La muerte de la periodista que siempre ratificó su compromiso con la historia sacudió al mundo de las letras hispanas, porque “se fue demasiado pronto”.

"Grandes retrató con maestría nuestra historia reciente y dio voz a los que nunca la tuvieron”, apuntó el Instituto Cervantes en Twitter. “Despedimos con profundo pesar a una narradora fundamental de las letras españolas, que se ha ido demasiado pronto. Y enviamos nuestro cariño a su esposo, Luis García Montero, director del instituto, y a sus seres queridos”.

Además de sus libros, Grandes, quien se declaraba “de izquierdas, republicana y anticlerical”, daba sus apreciaciones sobre la actualidad española desde una columna que publicaba todos los domingos en el diario El País, desde 2008.

Juan Cruz, editor de El País, comentó en esta red. “Su alegría y su potencia, su solidaridad, su amor, su vida. Despedida y dolor. Mucho dolor”.

La escritora Rosa Montero se dijo consternada por la muerte de Grandes. “Lo siento muchísimo. Todo mi cariño para Luis y sus hijos”.

Y Pilar del Río, viuda del Nobel de Literatura José Saramago, subió a Twitter una fotografía de Almudena con el escritor y un pensamiento: “Tan insoportablemente solos, tan intensamente pobres, tanto dolor…”, evocó.

"Perdemos a una de las escritoras referentes de nuestro tiempo. Comprometida y valiente, que ha narrado nuestra historia reciente desde una mirada progresista”, afirmó el jefe del gobierno español, Pedro Sánchez.

En una entrevista que dio a Excélsior en 2017, Grandes detalló que tenía un particular interés en la historia de sus bisabuelos Manolo y Dolores, “quienes emigraron a México, llegaron a Veracruz, prosperaron, tuvieron un par de hijas y, cuando estalló la Revolución en 1910, los echaron del país”. Planeaba hacer un libro sobre esta historia.