Escaparate

¿Por qué la Iglesia católica cree que las vacunas están elaboradas con fetos de abortos?

La Iglesia católica ha emitido comunicados sin sustento científico asegurando que las vacunas contra el Covid-19 provienen de fetos abortados

Agencias

viernes, 19 marzo 2021 | 20:10

Con respecto a las soluciones disponibles para contrarrestar la emergencia sanitaria global, la Iglesia católica se ha mostrado categórica: no está de acuerdo con que sus feligreses se apliquen las vacunas. A pesar de los esfuerzos de investigación que se han realizado para frenar la crisis de Covid-19, la institución parece preocuparse más por la moralidad de las mismas, bajo suposiciones de procedencia dudosa.

Una serie de argumentos sin fundamento científico

Foto: Getty Images

Algunos católicos practicantes tienen la certeza de que las vacunas contra el Covid-19 están hechas con células madre de fetos. De acuerdo con esta suposición, el desarrollo de éstas no puede ser posible sin faltas a la moral, relacionadas con “la vida de los fetos abortados involucrados“.

Estos argumentos han causado controversia y divisiones profundas al interior de Iglesia católica. Además de no tener fundamento científico, han influido duramente en la opinión de los feligreses para recibir las dosis correspondientes. La discusión comenzó con un comunicado de la Arquidiócesis Católica Romana de Nueva Orleans, en el que se aseguraba lo siguiente:

“[…] la vacuna de Johnson & Johnson está moralmente comprometida y, por lo tanto, es inaceptable que cualquier médico católico o trabajador de la salud la dispense y que cualquier católico la reciba debido a su conexión directa al intrínsecamente malvado acto del aborto”.

Además de causar confusión entre los católicos, estas aseveraciones se orientan más a la teoría de conspiración que a un sustento sólido. A pesar de esto,  han suscitado preocupación por la posible influencia en que los creyentes decidan no recibir las vacunas de diversas farmacéuticas, sin verificar la veracidad de estas suposiciones.

¿Qué está dejando de ver la Iglesia católica?

Foto: Getty Images

Antes que nada, vale la pena recalcar la noción de que la emergencia sanitaria no ha terminado aún. Con este tipo de comunicados efectistas, la Iglesia católica está desinformando a su comunidad religiosa, dejando de lado cuatro puntos fundamentales, según la BBC:

  1. En ninguna vacuna hay células de feto.
  2. Las células utilizadas para el desarrollo de las vacunas provienen de tejidos que llevan replicándose por décadas, sin comprometer realmente la vida de las personas.
  3. Las células que se emplean nunca llegan a ser inyectadas a seres humanos, pues no son parte de la vacuna en sí misma.
  4. No hay abortos de ningún tipo involucrados en el proceso científico.

Fuente: www.muyinteresante.com.mx