El Paso

Tiene Bezos luz verde para ir al espacio

El vuelo de once minutos saldrá mañana desde Van Horn, y es el primer lanzamiento con turistas espaciales de la compañía Blue Origins

Cortesía / Cápsulas que serán utilizadas

Christian Davenport/ The Washington Post

lunes, 19 julio 2021 | 06:00

La compañía de vuelos espaciales del multimillonario Jeff Bezos, Blue Origin, ha completado la revisión de la preparación del vuelo para su primer lanzamiento con tripulación, que enviará al magnate y a otras tres personas al espacio suborbital en un vehículo llamado New Shepard.

La misión histórica está programada para volar a las 9:00 a.m. tiempo del Este de mañana martes, en el 52 aniversario del alunizaje del Apolo 11. 

“Hemos analizado todos los sistemas del vehículo, incluido el hardware, el software, los procedimientos y la preparación de la tripulación de lanzamiento”, dijo el director de vuelo principal de Blue Origin, Steve Lanius, durante una conferencia de prensa ayer domingo.

“Actualmente no estamos trabajando en ningún problema abierto y New Shepard está listo para volar”.

Durante más de dos décadas, el fundador de Amazon.com ha invertido miles de millones en su empresa espacial Blue Origin LLC, creyendo que la humanidad debe, en última instancia, establecer puestos de avanzada en todo el Sistema Solar.

Es por esto que los planes de Jeff Bezos para el espacio van mucho más allá del corto viaje de once minutos que está programado para realizar desde la comunidad de Van Horn, casi 200 kilómetros al Este de El Paso.

A corto plazo, la compañía de Bezos está buscando negocios en un mercado espacial que triplicará su tamaño a más de 1 billón de dólares en ventas anuales para 2040, dice Morgan Stanley, asumiendo que los rápidos desarrollos tecnológicos permitan aterrizajes lunares de rutina, minería de asteroides y turismo espacial.

Su propio gran salto se produce cuando Blue Origin está programada para lanzar a Bezos y a otras tres personas al borde del espacio en un corto vuelo, el primer lanzamiento con pasajeros en el cohete New Shepard de la compañía.

Un viaje exitoso podría proporcionar tracción en un mercado emergente de turismo espacial, que incluye a Virgin Galactic Holdings Inc. de Richard Branson. 

El desafío más amplio de Blue Origin es ganar el tipo de grandes contratos gubernamentales que brindan un flujo de ingresos constante y otorgan credibilidad a las empresas que los aseguran. Durante años, Blue Origin ha estado construyendo operaciones y desarrollando una cartera de cohetes, motores y vehículos. 

Ese impulso ha sido animado por lo que Bezos ha descrito como su pasión por el espacio. Ha citado la misión de alunizaje del Apolo 11 como un momento fundamental para él y ha hecho referencia a escritores de ciencia ficción como Arthur C. Clarke y el científico y autor Carl Sagan en discursos.

“Si estamos en el Sistema Solar, podemos tener un billón de humanos en el Sistema Solar, lo que significa que tendríamos mil Mozart y mil Einsteins. Esta sería una civilización increíble”, dijo Bezos durante un discurso hace dos años. Con ese fin, Blue Origin puede reducir el costo de los lanzamientos espaciales, en parte mediante el desarrollo de cohetes reutilizables, dijo Bezos.

La charla del fundador de Amazon se ha combinado con importantes compromisos financieros. Bezos ha revelado que ha vendido 1 mil millones de dólares en acciones de Amazon anualmente para financiar Blue Origin.

Después de fundar Blue Origin en 2000, Bezos comenzó a adquirir cientos de miles de acres de tierra en el Oeste de Texas para la compañía a principios de esa década, y en 2005 le dijo a un periódico de la zona que quería construir una plataforma de lanzamiento de cohetes de su propiedad. (Christian Davenport/The Washington Post / con información adicional de Space.com)

Ahora, además del sitio de lanzamiento en Texas, la compañía tiene instalaciones en Florida, California, Alabama y Washington, D.C., así como oficinas centrales fuera de Seattle. 

Emplea a más de 3,500 personas, incluido el director ejecutivo Bob Smith, ex ejecutivo de la Unidad Aeroespacial de Honeywell International Inc. 

Este año, Blue Origin tiene la intención de realizar dos vuelos adicionales con pasajeros en el New Shepard luego del lanzamiento del martes, dijeron ejecutivos el domingo en una sesión informativa. El Sr. Smith no especificó a cuánto está vendiendo los boletos la compañía.

“La disposición a pagar sigue siendo bastante alta. Nuestros primeros vuelos tienen un precio muy bueno”, dijo.

El cohete New Shepard programado para despegar mañana ha sido diseñado para viajes turísticos al espacio suborbital, con una cápsula en forma de goma de mascar para seis personas y ventanas que se extienden 3.5 pies por 2.3 pies a lo largo de sus lados. 

Junto con el fundador de Amazon, los pasajeros de la nave son Mark Bezos, hermano de Bezos; Wally Funk, una piloto de 82 años que se graduó en la década de 1960 en un programa para mujeres astronautas; y Oliver Daemen, un estudiante holandés de 18 años, el primer cliente que paga a la empresa.

Las “aspiraciones de Blue Origin son convertirse en una empresa como SpaceX, como Boeing, como Lockheed Martin”, dijo John Logsdon, ex director del Instituto de Política Espacial de la Universidad George Washington.