El Paso

Temen represalias por denunciar contagios

Exige LULAC respetar derechos laborales en planta de Sunland Park

Archivo

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso

sábado, 23 mayo 2020 | 06:00

El Departamento de Salud (DOH) de Nuevo México confirmó que se identificaron 57 casos de Covid-19 en la instalación de la empacadora Stampede Meats, ubicada en Sunland Park.

La Liga de Ciudadanos Americanos Unidos (LULAC) presentó una queja ante el fiscal general de Nuevo México debido a los continuos contagios de empleados de la planta.

“Tenga en cuenta que nuestra organización a nivel estatal y nacional recibió numerosas quejas de los empleados que trabajan para Stampede Meats, Inc.”, declara LULAC en la queja.

“Varios de estos empleados temen represalias y prefieren que no se revelen sus nombres hasta que sea absolutamente necesario. Estos empleados alegan que muchos de sus compañeros de trabajo han contraído el Covid-19. Alegan que la administración de Stampede ha amenazado con despedir a cualquiera que se queje y, en varios casos, les dijo directamente que si no les gustan las condiciones, pueden renunciar”, expresa la carta.

El DOH realizó dos rondas de pruebas en el sitio durante un período de dos semanas en mayo por invitación de la compañía, tomando muestras de cada empleado de la fábrica, con una tercera ronda de pruebas planeada para la próxima semana.

De los casos confirmados, autoridades detallaron que 24 son residentes de Nuevo México y 33 viven en Texas, de acuerdo con una declaración emitida por David Morgan, vocero de DOH.

Se informó que los empleados que dieron positivo se aislaron para reducir la propagación del coronavirus en la planta.

Por su parte, la procesadora manifestó que han estado trabajando en conjunto con el DOH para implementar exhaustivas evaluaciones dentro de la planta.

“La propiedad y la administración de Stampede continúan siendo muy proactivas al trabajar con el Departamento de Salud de Nuevo México. Después de invitar al departamento a sus instalaciones dos veces en dos semanas para evaluar a todos, el número total de empleados que dieron positivo para Covid-19 es 57. El Departamento de Salud regresará para una tercera ronda de pruebas la próxima semana”, declaró Stampede Meats Inc., en un comunicado.

Agregó que la instalación ha tomado todas las precauciones para reducir la propagación, incluyendo el uso de múltiples formas de equipo protector, como máscaras faciales, máscaras de tela para el rostro y cuello e incluso protectores faciales de plástico.

“Agradecemos los esfuerzos de la compañía para brindar protección a sus empleados mientras permanecemos abiertos para asegurar que no haya escasez de alimentos”, se agrega en la declaración.

Sin embargo, LULAC expresa que ‘muchos de los empleados alegan que han estado en cuarentena debido a la exposición, Stampede no ha brindado asistencia médica y el faltar a laborar por cuarentena no es remunerado’.

También alegan que la administración de Stampede los ha instado a solicitar beneficios de seguro de desempleo en lugar de un seguro de compensación para trabajadores.

Preocupa posible contaminación sanitaria

LULAC sostiene que ‘no se les proporciona el equipo de protección adecuado. Muchos de estos denunciantes han expresado su preocupación por la salud pública’.

“Es decir, muchos de sus compañeros de trabajo contrajeron este virus y podría propagarse a través de los productos, lo cual es un problema de salud. También alegan que sus horas han aumentado y los descansos disminuyeron”, declara LULAC.

En la explicación a las autoridades, la organización latina expresa que solían permitirse a los trabajadores descansos de 15 minutos.

“Aquellos que están expuestos a este virus y que tienen condiciones subyacentes tienen miedo de una mayor exposición al regresar al trabajo en este momento. Otros no tienen más remedio que volver al trabajo porque no obtienen ningún ingreso y se sienten obligados por miedo a perder su empleo con Stampede”, se lee en la queja.

LULAC es la organización de derechos civiles hispanos más grande y antigua del país. La organización ha presentado quejas en otros estados contra otras compañías de carne que ponen en peligro a sus trabajadores.

Nuestra preocupación es tanto el bienestar de estos empleados como la salud pública con respecto a esta pandemia, informa LULAC.

“En consecuencia, estamos solicitando asistencia de su agencia que supervisa las violaciones de la Ley de Compensación de Trabajadores de Nuevo México. Somos conscientes de que la Oficina del Fiscal General investiga cualquier acto ilegal o violación de este estatuto en particular”, expresó la organización al fiscal general.

En un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sobre el procesamiento de carne y aves de corral ante el Covid-19, la agencia declaró: “Los trabajadores involucrados en el procesamiento de carne y aves de corral no están expuestos al SARS-CoV-2 a través de los productos cárnicos que manejan. Sin embargo, sus entornos de trabajo (líneas de procesamiento y otras áreas en plantas ocupadas donde tienen contacto cercano con compañeros de trabajo y supervisores) pueden contribuir sustancialmente a sus posibles exposiciones”.

En ‘extrema limpieza’: Stampede

Las instalaciones de procesamiento de Stampede pasan por un riguroso proceso de limpieza todos los días como parte del sistema completo de seguridad alimentaria y los requisitos del USDA, declaró la empresa.

Los nuevos protocolos por el Covid-19 incluyen más de 50 medidas adicionales, las áreas de alto punto de contacto se desinfectan cada 30 minutos, la compañía realiza controles diarios y controles de temperatura para todos los empleados y visitantes antes de ingresar a las instalaciones. Se requiere que los empleados usen protección facial de 3 niveles: máscaras quirúrgicas, calentadores de cuello sobre la nariz y la boca y protectores faciales de plexiglás en la instalación.

Durante la primera ronda de pruebas, el 7.5 por ciento de los empleados dieron positivo, de los cuales el 93 por ciento eran asintomáticos. Durante la segunda ronda de pruebas completada la semana pasada, el 4.7 por ciento de los empleados dieron positivo: todos eran asintomáticos, declaró Stampede Meats Inc.

“No podemos identificar a los empleados asintomáticos y es por eso que, nos asociamos con el Estado de Nuevo México”. Las pruebas de rutina han demostrado ser exitosas con una caída del 37 por ciento en los positivos en la segunda ronda de pruebas”, dijo Brock Furlong, presidente y CEO de la compañía.

Más del 90 por ciento de los empleados que dieron positivo durante la primera ronda se recuperaron y fueron autorizados por un médico.

Stampede Meats es el mayor fabricante nacional de proteínas y comidas controladas por porciones para tiendas y de servicios de alimentos.

Según un comunicado de la empresa, las instalaciones en Nuevo México e Illinois producen una amplia variedad de productos alimenticios, incluyendo carne de res, pollo, pavo, cerdo, verduras, sopas, comidas preparadas y proteínas alternativas.

Aunque Stampede reconoce su responsabilidad con el público, también está comprometido con la seguridad de sus empleados que se dedican a apoyar los suministros de alimentos críticos en este momento único de nuestra historia, se agrega.

“Nuestros empleados son héroes en la primera línea de operaciones sostenibles durante una pandemia”, dijo Furlong.

 “A principios de marzo lanzamos una política Covid-19 para mejorar las medidas de seguridad y continuamos agregando iniciativas basadas en las pautas de los CDC, las recomendaciones de OSHA, las pautas del USDA y las directivas estatales y federales para proteger a los empleados de Stampede y nuestras instalaciones”, añadió Furlong.