El Paso

Le ‘llueve’ a Trump por sugerir aplazar elección

Voces de todo el espectro político se levantan en contra

The Washington Post

viernes, 31 julio 2020 | 06:00

Washington— El presidente Donald Trump provocó rechazos inmediatos en todo el espectro político el jueves, después de plantear la posibilidad de retrasar las elecciones de noviembre y afirmar sin pruebas que la votación generalizada por correo sería un “desastre catastrófico” que conduciría a resultados fraudulentos.

La sugerencia representó el último y más dramático intento de Trump de socavar la fe pública en las elecciones estadounidenses, que se han vuelto más predecibles, a medida que las encuestas muestran que su fortuna política está disminuyendo. El presidente ha atacado la votación por correo casi 70 veces desde finales de marzo en entrevistas, comentarios y tuits, incluidas al menos 17 veces este mes, según un recuento de The Washington Post.

El tuit del jueves se produjo inmediatamente después de un devastador informe que muestra que la economía se contrajo casi un 10 por ciento de abril a junio, la mayor caída trimestral desde que el Gobierno comenzó a publicar dichos datos hace 70 años.

Pero Trump encontró una ola de rechazo sin precedentes por parte de altos republicanos en el Congreso, líderes conservadores fuera del Gobierno y, por supuesto, los demócratas. 

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, republicano de Kentucky, fue uno de los muchos senadores republicanos que rechazó rápida e inequívocamente la idea de Trump. “Nunca en la historia del país, a través de guerras, depresiones y la Guerra Civil, nunca hemos tenido una elección programada federalmente a destiempo”, dijo McConnell en una entrevista televisiva con WNKY de Bowling Green, Kentucky. “Encontraremos una manera de hacerlo de nuevo este 3 de noviembre”.

Una de las críticas más dramáticas provino de Steven G. Calabrese, cofundador de la conservadora Sociedad Federalista, quien escribió en un artículo de opinión publicado en The New York Times el jueves que el tuit del presidente era “fascista y sentaba las bases para un juicio político al presidente”.

Trump ha disfrutado del apoyo total de los conservadores y casi todos los republicanos del Congreso. La Sociedad Federalista, por ejemplo, ha animado e incluso ayudó a seleccionar sus nominaciones a la Corte Suprema. Ese apoyo pareció tambalearse el jueves, con Calebrese y muchos otros republicanos no sólo alarmados por el aparente desprecio del presidente por los límites de su poder, sino que también se animaron a decirlo en público.

“El día de las elecciones es y será el 3 de noviembre de 2020”, dijo el republicano Ari Fleischer, ex secretario de prensa de George W. Bush. “Señor presidente, por favor, ni siquiera pretenda meterse con esto. Es una idea dañina”.

La representante Liz Cheney, republicana de Wyoming, agregó en Twitter: “No vamos a mover la fecha de las elecciones. La resistencia a esta idea entre los republicanos es abrumadora”. El senador Marco Rubio, republicano por Florida; el senador Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, y el líder de la minoría de la Cámara, Kevin McCarthy, republicano por California, intervinieron de manera similar.

Trump no dio indicios de que presionará para el cambio de fecha, o de que cree que tiene el poder para hacerlo.

“Con la votación universal por correo (no la votación en ausencia, lo cual es bueno), 2020 será la elección más IMPRECISA Y FRAUDULENTA de la historia”, tuiteó el jueves por la mañana. “Sería una gran vergüenza para los EU ¿retrasar las elecciones hasta que las personas puedan votar de manera adecuada y segura?”

La Constitución de los Estados Unidos otorga el poder de regular el “tiempo, lugar y forma” de las elecciones generales al Congreso, mientras que los estados controlan las fechas de las elecciones primarias. En ninguna parte se le otorga al presidente tal poder.

Además, la Vigésima enmienda de la Constitución establece un final puntual para los mandatos de cuatro años de un presidente y vicepresidente el 20 de enero, ya sea que se celebren elecciones o no.

“El presidente no tiene poder para cambiar la fecha de las elecciones”, dijo Richard Hasen, profesor de Derecho de la Universidad de California en Irvine. “Esta es otra declaración del presidente que socava la confianza de los votantes y que busca sin evidencia socavar la legitimidad de votar por correo”.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata de California, simplemente tuiteó el pasaje relevante de la Constitución que le otorga al Congreso el poder de fijar fechas de elecciones.

Otros demócratas sugirieron que la sugerencia de Trump reflejaba la comprensión de que podría perder ante el nominado demócrata Joe Biden, quien ha liderado encuestas nacionales y en muchos campos de batalla estatales.

“Donald Trump está aterrorizado”, tuiteó la senadora Kamala D. Harris, demócrata de California, quien se encuentra entre los considerados como compañero de fórmula para Biden. “Él sabe que va a perder ante @JoeBiden”.