El Paso

Harán pruebas de coronavirus a hogares administrados por el Estado

Todos los pacientes con discapacidades intelectuales y miembros del personal de psiquiátricos serán evaluados por su seguridad

Sami Sparber / The Texas Tribune

Sami Sparber / The Texas Tribune

viernes, 22 mayo 2020 | 06:00

Austin— Texas pronto evaluará a todos los residentes y miembros del personal para detectar el nuevo coronavirus en hogares administrados por el Estado para personas con discapacidades, según un correo electrónico enviado a los empleados del funcionario estatal que supervisa las instalaciones.

“En nuestro esfuerzo continuo para proteger la salud y la seguridad de nuestros residentes y de usted, estamos ampliando las pruebas Covid-19 a todos los residentes y empleados en nuestros centros de vida con apoyo estatal”, escribió Scott Schalchlin, comisionado asociado de centros de vida con apoyo estatal, en un correo electrónico del jueves por la mañana, obtenido por The Texas Tribune.

El gobernador Greg Abbott hizo oficial la noticia el jueves por la tarde cuando anunció que estaba dirigiendo la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas para ampliar las pruebas a todos los pacientes, residentes y miembros del personal en los 23 hogares administrados por el Estado para personas con discapacidades intelectuales y del desarrollo y hospitales psiquiátricos administrados por el Estado.

“Al ampliar las pruebas generalizadas de Covid-19 a nuestros hospitales estatales y centros de vida con apoyo estatal, estamos mejor equipados para identificar y mitigar estos posibles puntos críticos y proteger a nuestras poblaciones más vulnerables”, dijo Abbott en un comunicado.

El anuncio de la expansión de las pruebas se produce días después de que The Texas Tribune informara que un portavoz de la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas dijo que los centros de vida y los hospitales psiquiátricos estatales no recibían ayuda para evaluar a todos los residentes, pacientes y empleados, incluso durante las pruebas. 

Las 23 instalaciones estatales sirven colectivamente a alrededor de 4 mil 700 de los residentes más vulnerables del estado y emplean a 18 mil 873 miembros del personal a tiempo completo.

Los kits de prueba para los residentes de los centros de vida con apoyo estatal han sido ordenados y están en camino, escribió Schalchlin. La agencia está “trabajando en un plan más amplio para obtener los kits de prueba para el personal”, agregó.

Anteriormente, los residentes y pacientes sólo se evaluaban si mostraban síntomas de Covid-19 o tenían una posible exposición al virus. La nueva ronda de pruebas cubrirá a aquellos que no hayan mostrado signos de Covid-19 o que no hayan sido probados en los últimos 30 días, dijo Abbott.

Durante meses, los empleados y los familiares de los residentes de los hogares administrados por el Estado han expresado su preocupación por los brotes y han pedido un aumento de las pruebas. 

En las últimas semanas, varios legisladores estatales también han pedido pruebas generalizadas en los centros de vivienda con apoyo estatal.

“Los residentes que estamos evaluando ahora no tienen síntomas y no tenemos motivos para creer que hayan estado expuestos o contrajeron Covid-19, pero al dar este paso, aumentaremos nuestra capacidad para prevenir la propagación del virus en nuestras instalaciones, y en todo nuestro sistema”, escribió Schalchlin en una carta a los padres y tutores el jueves.

A partir del miércoles, hubo 161 casos positivos totales entre residentes y pacientes, con 107 recuperaciones reportadas, según los nuevos datos que la agencia comenzó a divulgar en centros de vida y hospitales estatales a principios de este mes. 

“Menos de 10” residentes y pacientes han muerto por complicaciones relacionadas con Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, informó el Estado.

Esa información no tiene en cuenta a los miembros del personal que se enferman, y el Estado aún no divulga los nombres de las instalaciones con casos de coronavirus, lo que deja a muchos miembros de la familia en la oscuridad sobre sus seres queridos. Siete de las 23 instalaciones tienen al menos un paciente o residente positivo, según los últimos datos.

Los funcionarios estatales han adoptado un enfoque similar para los hogares de ancianos, que se han convertido en puntos calientes para el virus. Citando la necesidad de proteger a las “poblaciones vulnerables” del estado, Abbott ordenó a los funcionarios estatales la semana pasada evaluar a todos los residentes y miembros del personal en hogares de ancianos de Texas. Esa prueba debería estar terminada para fines de la próxima semana, dijo a KRIV-TV el miércoles.

Al igual que los hogares de ancianos, los residentes y pacientes en hogares administrados por el Estado y hospitales psiquiátricos viven en lugares cercanos e interactúan estrechamente con el personal que los atiende. 

Los 10 hospitales psiquiátricos estatales atienden a texanos con problemas de salud mental. En los 13 centros de vivienda con apoyo estatal, que albergan a personas con discapacidades intelectuales y del desarrollo, aproximadamente el 43% de los residentes son médicamente frágiles.