El Paso

¿Dónde está el dinero?, pregunta EP a Trump

A punto de dejar la Casa Blanca, debe a la Ciudad más de $500 mil por un mitin aquí

Julián Aguilar / The Texas Tribune

viernes, 20 noviembre 2020 | 06:00

A lo largo de noviembre, la campaña de reelección del presidente Trump ha solicitado enérgicamente donaciones para respaldar sus afirmaciones ampliamente desacreditadas de una elección presidencial amañada. Aquí en Texas, el equipo del presidente todavía le debe a la Ciudad de El Paso más de medio millón de dólares, una deuda de casi dos años.

En febrero de 2019, Trump realizó una manifestación de campaña en el Coliseo del Condado de El Paso que le costó a la Ciudad 470 mil dólares en seguridad y otros gastos relacionados. Después de que la factura inicial no se pagó, los funcionarios de la Ciudad le agregaron 99 mil dólares en cargos moratorios.

La Ciudad consideró, pero luego decidió no demandar a la campaña a principios de este año para recuperar los fondos. La abogada municipal, Karla Nieman, no explicó qué llevó a esa decisión, pero dijo que su oficina aún está considerando otras formas de cobrar la deuda.

“Estamos en un caso sin precedentes al tener que cobrar una factura pendiente de un presidente en funciones”, dijo en un comunicado. “Seguimos explorando varias opciones”.

La campaña de Trump no respondió cuando se le preguntó si se saldaría la deuda o cuándo.

El Paso es una de varias ciudades de Texas que enfrentan un déficit de presupuesto operativo debido a la pandemia de Covid-19, que ha afectado de manera desproporcionada el área fronteriza.

En septiembre, el alcalde Dee Margo le dijo a The Texas Tribune que el presupuesto de la ciudad para 2021 se reduciría en 24 millones de dólares en comparación con 2020. 

El tamaño de esa reducción se debe, en parte, a que la base impositiva proviene principalmente de propiedades residenciales y no de las nuevas construcciones comerciales que han ayudado a las ciudades más grandes a compensar las pérdidas.

El Paso también ha recaudado muchos menos ingresos de los peajes de puentes internacionales, ya que los viajes desde México a Texas se han limitado a ciudadanos estadounidenses o personas que viajan por negocios esenciales durante la pandemia. Eso también significa que los compradores de México, que eran una fuente confiable de ingresos por impuestos a las ventas, han estado ausentes en gran medida desde marzo.

Margo dijo a principios de este mes que, desde principios de año, cerca del 26 por ciento de las pequeñas empresas en El Paso han cerrado y se han perdido más de 15 mil puestos de trabajo.