El Paso

Alertan por más inundaciones aquí

Severidad de recientes precipitaciones daña proyectos, empantana calles y moviliza a servicios de emergencia

Cortesía / Fuertes lluvias

Danielle Prokop/ El Paso Matters

lunes, 19 julio 2021 | 06:00

Con una incierta temporada de monzones por llegar, expertos meteorólogos advierten de otra ronda de lluvias en El Paso, lo cual podría significar más inundaciones en la Ciudad del Sol durante el resto del verano.

El meteorólogo Anthony Brown, del Servicio Nacional Meteorológico de El Paso, les comentó la semana pasada a los reporteros que la mayoría de la ciudad recibió entre cuatro y seis pulgadas de lluvia durante las tormentas de junio, lo cual representa de la mitad a las dos terceras partes del promedio anual. Sin embargo, algunos lugares en ambos lados de las Montañas Franklin registraron más de seis pulgadas de lluvia e inundaciones.

“Sólo se necesita un gran evento para cambiar rápidamente las cosas, como lo hemos visto en las dos últimas semanas”, dijo Brown. “Aun cuando en el resto de la temporada de monzones haya un clima seco, dos semanas o más de lluvias pueden causar serios problemas”.

Brown agregó que dos modelos del Centro Federal de Pronóstico Climático no están de acuerdo con el total de lluvia en la temporada de monzones de este año.  

Uno pronostica un clima más seco que el verano promedio en la parte Oeste de Estados Unidos, mientras que otro dice que en el resto del mes de julio habrá lluvias con temperaturas más frescas antes de que todo vuelva a la normalidad en los meses de agosto y septiembre.

Las recientes inundaciones provocaron la muerte de una mujer de El Paso y un hombre en Presidio, dañaron proyectos, inundaron las calles y provocaron varios rescates de las inundaciones por los servicios de emergencia.

Durante la severa tormenta eléctrica del domingo, ocho vehículos que se encontraban en Doniphan Drive y Mesa Street tuvieron que ser extraídos del agua.

Hubo inundaciones en diferentes partes de El Paso en momentos diferentes durante las lluvias sostenidas del mes pasado y en las recientes tormentas del monzón de la semana anterior. 

A pesar de la lluvia, las mejoras que se hicieron a la ciudad ayudaron a impedir un daño similar al que experimentó El Paso en años pasados.

Las familias que viven cerca de Doniphan Drive le comentaron a El Paso Matters que hubo inundaciones pero las medidas que tomó El Paso Water, tales como ampliar los diques de concreto, redujeron el impacto en sus casas.

Una de esos residentes, Rosa Villalba, quien ha vivido en su casa durante 15 años, recordó la inundación del 2006, que requirió que apilara bolsas con arena alrededor de su casa para impedir la inundación.

“Uno de nuestros árboles se cayó en el 2006, era un árbol muy grande y viejo”, dijo. “Pero este año, realmente no tuvimos inundaciones, excepto en un lado del patio”.

Agregó que un asunto notable fue el charco que se formó alrededor del dique que está enseguida de las vías del tren en Doniphan.

“El agua que está allí es de las primeras lluvias, eso sucedió hace un par de semanas y ahora ya están empezando a crecer algas, por lo que el olor es muy fuerte”, señaló.

Bryan Blair de 39 años, ha vivido en las calles de El Paso durante un año. La tienda de campaña que usaba para protegerse, en un lugar cerca de South Desert Boulevard y Redd Road, salió volando durante la severa tormenta del lunes. Comentó que esa experiencia fue estresante para él y su perro Fred.

“Decidí esperar debajo del puente, pero el viento fue tan fuerte que tuvimos que salir corriendo de allí”, dijo. “Cuando llegué a un estacionamiento que está por allí, empezó a granizar. Luego, nos permitieron entrar a una gasolinera hasta que pasó el granizo”.

El viento también hizo volar un pequeño tráiler que ató a su bicicleta, en el que transportaba algunos bloques por Redd Road. Comentó que la lluvia es mejor que el calor extremo, ya que no puede llevar a Fred a la mayoría de los albergues.

Las lluvias del 2021 son una parte comparadas con la inundación récord del 2006 que provocó 200 millones de dólares de daños en casas y negocios. Sin embargo, las mejoras a los sistemas de lluvias impidió eventos como el catastrófico daño de hace 15 años, aunque han sido concluidas sólo parcialmente, de acuerdo a oficiales de El Paso Water, el servicio de agua potable de la ciudad.

Alan Shubert, vicepresidente de Servicios Técnicos de El Paso Water, comentó que las mejoras concluidas a los servicios de diques, drenaje y bombeo significa que puede manejar 100 millones de galones, más del doble de la capacidad de los 50 millones que tenía hace 13 años. Aunque está pendiente hacer más trabajo.

“Quiero enfatizar que apenas estamos empezando, sólo hemos solucionado 150 millones de un problema de un billón de dólares”, dijo.

Shubert señaló que las recientes inundaciones provocaron que la empresa eludiera la aprobación de su consejo para aumentar la construcción de proyectos que resultaron dañados por las fuertes lluvias.

“Esa decisión nos permitirá hacer reparaciones rápidas de emergencia y emplear contratistas sin tener que pasar por el proceso normal”, dijo.

Shubert señaló los daños por la inundación en el proyecto Pico Norte Pond que está casi concluido y se encuentra en Sam Snead Drive y Lee Treviño Drive, como un ejemplo. 

Dijo que la lluvia “llegó en el peor momento, cuando llevábamos un avance del 80 o 90 por ciento”, provocando retrasos significativos en la conclusión de la obra. Agregó que la empresa utilizó a un contratista para empezar los trabajos a través del proceso de emergencia.